Navigation Menu+
logo zumo de cereza ,

Abajo las caretas

Posted on Mar 29, 2016 by in PENSAMIENTOS | 2 comments

Vivir sin prejuicios, sin importar el qué dirán, decir las cosas como se sienten, olvidar que la palabra mentir existe en el diccionario.

Saltar por la calle, bailar bajo la lluvia, actuar de manera espontánea, contarle tu vida a un desconocido sólo porque te inspira confianza y no hablarle a alguien que ves todos los días porque no te transmite sinceridad.

Decir abiertamente cuánto ganas, cuánto pesas y qué edad tienes porque no tienes razones para esconderlo.

Si tienes ganas de llorar cuando todo el mundo ríe, hacerlo, y si tienes ganas de reír cuando la gente llora, también.

No tener miedo de dar tu opinión, ser tu mismo, estar orgulloso de ello, decir lo que piensas y no lo que la otra persona quiera escuchar. Actuar con el corazón.

Si no te gusta algo, decirlo. Demostrar a las personas que quieres que te importan, establecer tus prioridades y no las que la sociedad te impone. Nunca intentar convencer a alguien de algo de lo que ni tu mismo estas convencido.

Tratar a las personas por cómo te gustaría que te tratasen, y si te tratan mal, omitirlas.

Reírte de ti mismo, contar tus defectos y dejarlos en evidencia. Hacer de la verdad, transparencia y sinceridad tu día a día, no tener nada que esconder.

Dar besos porque los sientes y no por obligación.

Soñar despierto, escuchar con interés, aprender de los demás y darles las gracias.

Hacer reír a los tuyos, sonreírle al mundo pero nunca finjir tu sonrisa.

Defender tus ideales, sentirte especial por quien eres y por lo que haces.

Olvidar que ahí afuera hay una sociedad de fachada, de hipocresía y falsedad, que prioriza la mentira, el engañar a la gente, el perseguir a los otros como si de rebaños se tratasen y que olvida sus principios hasta que estos acaban desapareciendo.

Y os estareis preguntando, por qué este artículo ? Porque me pueden las mentiras, las apareciencias, el actuar por lo que los otros piensen y no por lo que uno sienta. Que te tachen de tonta por ser sincera, que te miren raro por decir las cosas, que te juzguen por mostrar tus sentimientos y que te señalen por estar callada, simplemente porque ese día no tenías ganas de hablar.

Que critiquen el que seas tú misma cuando debería ser a la inversa.

Siempre me gustó el teatro pero no valgo para ser actriz.

🍒

 

 

 

Rendez-vous sur Hellocoton !

2 Comments

  1. muy bien dicho Gema!

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright zumodecereza.com 2016