Navigation Menu+
logo zumo de cereza ,

14 de febrero, te quiero

Posted on Feb 14, 2016 by in PENSAMIENTOS | 0 comments

14 de febrero, día de los enamorados pero también el día que festejamos el amor, el día que rendimos homenaje al motor principal de nuestras vidas. Amar es una forma de vivir, un modo de afrontar nuestra existencia, vivimos para amar y amamos para disfrutar de la vida.

Desde que nos levantamos hasta que nos acostamos deberíamos irradiar amor, salir de la cama con una sonrisa porque todo lo que hacemos nos aporta paz y alegría, y si no es así, si no amamos lo que hacemos, no lo hagamos. Nuestro camino depende de nosotros, por qué afrontar los malos momentos con rabia o enfado? Qué ganamos con eso? Ganar, sufrimiento. Perder, perdemos mucho tiempo.
Primero de todo, debemos aprender a amarnos a nosotros mismos, nuestro ser, nuestro entorno, nunca podremos amar a alguien si no sabemos lo que es querernos.

Amemos a las personas por cómo son. No juzgueis ni establezcais cánones, cada persona es única e irrepetible en el mundo y merece el derecho a ser amada; no os construyais barreras, tampoco busqueis el amor, porque entonces ya os estais exigiendo algo que si no conseguís os traerá consigo decepción y tristeza.
Primero de todo somos nosotros y, aunque suene egoísta, amamos sobre todo para estar en paz con nosotros mismos así que intentemos lograr antes de todo la felicidad interior e individual.

Vale más afrontar todos los hechos como vienen y aceptarlos con los brazos abiertos. Por qué tener en mente un modelo de persona a la que querer, por qué obligarse en amar a alguien, por qué amar esperando recibir algo a cambio, no os suena muy autoritario, muy superficial? En el momento en que el amor no es correspondido nosotros simplemente seguimos nuestro camino, pensando en el ahora, disfrutando de las cosas y amando, sin concentrarnos en el ayer, sin concentrarnos en nada ni en nadie en concreto.

Desde aquí os invito a que toméis unos minutos y leais el siguiente extracto del libro « Vida, amor y risa » del escritor y pensador Osho y su visión del amor.

Ama como algo natural, tal y como respiras. Y cuando ames a alguien, no empieces a exigir; si no desde el principio mismo estarás cerrando las puertas. No tengas ninguna expectativa. Si algo aparece en tu camino, siente gratitud. Si nada viene, no es necesario que venga, no lo necesitas, no puedes mantener esa expectativa.
El amor no es un negocio, así que deja de tratarlo como tal. Los árboles florecen, no es un negocio; las estrellas brillan, no es un negocio y no tienes que pagar por ello y nadie te exige nada. Un pájaro viene y se posa en tu puerta, te canta una canción y no te pide un certificado o algo así. Ha cantado su canción y luego, muy contento se va volando, sin dejar huellas. Así es como el amor crece. Da y no esperes a ver cuánto puedes conseguir.

Conviértete en un individuo, eso es lo primero. No esperes perfección, no pidas y no exijas. Ama a la gente común. Da y da sin ninguna condición, y sabrás qué es el amor. No lo puedo definir. Puedo enseñarte la forma en que crece. Te puedo enseñar cómo plantar un rosal, cómo regarlo, cómo fertilizarlo, cómo protegerlo. Luego un día, inesperadamente, aparece la rosa, y tu casa se llena de fragancia. Así es como ocurre el amor.

La palabra “amor” puede tener dos significados absolutamente diferentes; no sólo diferentes, sino diametralmente opuestos. Un significado, es el amor como relación de pareja; el otro es el amor como un estado del ser.

  • En el momento en que el amor se vuelve una relación de pareja, se convierte en esclavitud, porque hay expectativas, hay exigencias y hay frustraciones, y un esfuerzo de ambos lados para dominar. Se convierte en una lucha por el poder….
  • El amor como un estado del ser es una palabra totalmente diferente. Significa que tú simplemente amas; no estás estableciendo una relación de pareja. Tu amor es como la fragancia de una flor. No crea una relación; no te pide que seas de una forma determinada, que te comportes de cierta manera, que actúes de cierta forma. No exige nada. Simplemente comparte. Y en este compartir, tampoco existe el deseo de recibir una recompensa. El mismo compartir es la recompensa.

Fuente : www.oshogulaab.com
Sólo tú decides cómo vivir tu vida, decide vivirla de manera alegre, decide repartir amor a todo el que te rodea y a disfrutar de lo que ello te aporta, sin buscar más allá y cuando menos lo esperes, sin pensarlo, el amor estará de tu lado. ❤️

 

🍒

 

 

 

Rendez-vous sur Hellocoton !

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright zumodecereza.com 2016